Trata las manchas de grasa y de proteínas con jabón neutro. Después, debes dejarlo actuar durante unos cinco minutos; limpia bien toda la zona con agua y un poco de jabón. Preocúpate  no dañar demasiado la tapicería al frotar.

¿chicle pegado?

Para quitar el chicle, lo mejor es el frío. El cloroetilo sólo se vende con receta, pero con un cubito de hielo puedes congelar el chicle , que saldrá al escobillar.

Bicarbonato de sodio

Uno entre los aliados más valiosos para la limpieza de la casa, el bicarbonato, también se presta efectivamente para limpiar las juntas de las cerámicas y azulejos. El método más fácil es crear una solución agregando agua caliente al bicarbonato en polvo, hasta obtener una mezcla espesa y gelatinosa. Se extiende todo a lo largo de la junta, incluso con la ayuda de un paño, y se deja actuar unos treinta minutos para que la suciedad atrapada entre las juntas se ablande. Luego, utilizando un paño suave se remueve la solución y, si todavía queda algún residuos, se puede eliminar con un cepillo de dientes viejo. A continuación, proceder al lavado normal piso o paredes

Microondas: Un gran remedio es en poner en el horno media taza de agua destilada con jugo de limóno vinagre. Encender al máximo durante unos 5 minutos. Espere unos minutos antes de abrir la puerta. Retirar el vaso y pasar un paño de microfibra húmedo.

Refrigerador: En este caso, el mejor remedio es rociar vinagre blanco y luego enjuagar con agua. Para eliminar los olores en el refrigerador poner un recipiente con el bicarbonato de sodio y cambiarlo cada tres meses. Esta solución también es válida para los armarios y despensas.

Sofás: Se debe hacer una distinción entre los tapizados en cueros o con otro tipo de tejidos.
Los primeros se puede limpiar con agua y jugo de limón; los otros con un paño blanco empapado en agua tibia y amoníaco. Enjuagar ambos con agua y dejar secar.